RUSIA2018

FRANCIA CAMPEÓN: ¿ESPEJO O ESPEJISMO DE INTEGRACIÓN MULTICULTURAL?

El equipo francés, una postal del impacto de la inmigración en Europa.

Cuando hace 20 años, Francia se coronaba campeón mundial por primera vez, el título se celebró como un símbolo de la integración de una sociedad francesa multiétnica y diversa. Es que, de los 22 campeones, sólo 8 eran de padres galos. A tal punto llegó la ilusión que muchos medios no dudaban en llamarlo el equipo “arcoíris” o el “black-blanc-beur[i]” (negro-blanco-árabe) y auguraban la reconciliación de una sociedad atravesada históricamente por el racismo.

El entusiasmo duró poco: cuatro años después, Jean-Marie Le Pen (candidato de la extrema derecha en Francia) ganó en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2002 y los jugadores señalados como “extranjeros[ii]” por Le Pen amenazaron con renunciar[iii] a la selección si el candidato derechista se imponía en segunda vuelta (finalmente esto no sucedió).

Solo duró un verano[iv]“, sostenía en su momento Ludovic Lestrelin, profesor de Staps (Ciencia y tecnología de actividades físicas y deportivas), que enseña sociología en la Universidad de Caen . Un verano donde “un gran impulso unánime aclamó la victoria de un estado nación, de un modelo de integración, no solo de un equipo“. “Aquel sentimiento venía de todo el mundo, del movimiento deportivo, de los políticos” afirmaba en una nota al sitio EuroSports, en julio del 2008.

Luego de la temprana eliminación de Francia en el mundial de Corea Japón 2002 el conjunto francés tenía en la Eurocopa 2008 la oportunidad de revalidar aquella metáfora de integración nacional forjada 10 años antes al calor del éxito deportivo. Pero algo falló: “Francia se reconoció en su equipo (en 1998) porque llegó a la final. El equipo de 2008 tiene las mismas características, con jugadores de Magreb (Benzema), africanos (Gomis) o Dom-Tom (Thuram, Abidal), pero falló (eliminado en la primera ronda de Euro-2008) y no generó el mismo impulso“, continúa Lestrelin y concluye: “Es gracioso: este tipo de discurso no aparece en momentos de menor éxito deportivo“.

Del equipo arco iris al endurecimiento de las políticas inmigratorias.

Manifestantes marchan en protesta por la muerte de dos jóvenes indocumentados que huían de la policía.

Al mismo tiempo que se desvanecía el mito de la copa integradora, los sucesivos gobiernos endurecían las políticas inmigratorias en una espiral de cada vez mayor conflictividad social. En 2003 Nicolás Sarkozy (por entonces Ministro de Interior del gobierno de Jacques Chirac) impulsa una ley que hacía más difíciles las condiciones de entrada y residencia de extranjeros. Mientras tanto, en octubre de 2005 unos adolescentes indocumentados que escapaban de la policía murieron electrocutados mientras se escondían. La policía respondió gaseando una mezquita en pleno Ramadán y encendió la chispa que incendió[v] los suburbios más humildes de París con un saldo de más 10.000 coches calcinados y edificios públicos en llamas en más de 300 municipios. Al año siguiente, el Parlamento francés aprobó una ley que endurecía las condiciones para la regularización de los inmigrantes y dificultaba el reagrupamiento familiar. En palabras de Nicolás Sarkozy (que nuevamente ideo la normativa) la ley buscaba que la inmigración sea la “escogida” en vez de la “sufrida[vi]”.

Otra vuelta de tuerca se produjo en la ley de 2007 sobre inmigración y asilo que modificó las modalidades de acceso de los extranjeros a la residencia y el asilo. La presión nuevamente aumento en 2011 cuando la Ley Anti-Velo[vii] prohibió el uso de ese atuendo islámico, al mismo tiempo que imponía multas de 150 euros y cursos de educación cívica para quienes se taparan la cara. La ilusión del equipo arco iris y la realidad político-social cada vez estaban más separadas.

El impacto de la inmigración en el plantel francés campeón de Rusia 2018

En el conjunto dirigido por Didier Deschamps, solo cuatro de sus 23 jugadores tienen padre y madre nacidos en la Francia continental. Un total de 13 jugadores tienen al menos un progenitor nacido en el continente africano, mientras que tres tienen progenitores nacidos en América, otros dos de otros países de Europa y uno de Asia. Nuevamente, algunos como el sociólogo argentino-mexicano Fernando Segura ya hablan de una “selección francesa multicultural e integradora, con Griezmann como ícono[viii]“. En el mismo sentido, el historiador francés Pascal Blanchard[ix], reafirma la importancia de esta generación, cuyo éxito deportivo refuta la idea de que “los inmigrantes (de África) no nos traen nada, que la integración no funciona” ya que “siete jóvenes de la selección provienen de barrios obreros. Ile-de-France (Mbappé, Kimpembe, etc.), y que el 78% de los jugadores provienen del extranjero o de inmigración”. Asimismo, Blanchard agrega una diferenciación: “Esta no es la generación de 1984, la de Platini, ganador de la Euro 1984, que incluyó en sus filas a jugadores de inmigración intraeuropea. Ni el de 1998 donde nacieron muchos, ya sea en departamentos de ultra mar (Thuram) o en el extranjero (Desailly). Es verdaderamente una generación de integración, una generación de suburbios, mucho más madura”.

Francia campeón 2018 ¿reflejo o espejismo de sociedad integrada?

El impacto de la inmigración en la conformación del plantel galo, sobre todo el de la segunda generación es notable. Aun así, ¿permite afirmar algún avance en términos de integración social de estos colectivos?

El sociólogo francés Michel Wieviorka en una nota con BBC Mundo que afirma: “el debate no es únicamente en el fútbol; hay mucha gente racista en Francia” y agrega: “Este problema es parte de un debate nacional más amplio, pero tiene sus especificidades porque no hay muchos lugares en la sociedad francesa donde hay tantos negros que tienen una importancia tan grande”.

Por lo menos en términos sociales, pareciera que aún falta mucho para que las segundas generaciones de inmigrantes, alcancen una situación de igualdad plena como ciudadanos franceses. En los suburbios donde estos jóvenes, (que aunque son señalados como extranjeros, son nacidos en Francia) son mayoría, la desocupación sigue siendo el doble que en el resto del país y casi el 40% de la gente vive al borde de la pobreza.

Según un reciente estudio[x] realizado por el Instituto Nacional de Estudios Demográficos (INED) y del Instituto Nacional de Estadística (INSEE) los hijos de inmigrantes se integran en Francia, pero tienen más dificultades para entrar en el mercado laboral y se sienten discriminados. “la mayor fractura está en la inserción social, ya que los hijos de inmigrantes se enfrentan a “discriminaciones” en la búsqueda de empleo, el acceso a la vivienda o el ocio. Esto ocurre en particular con los hijos de magrebíes, turcos y subsaharianos”.

 

 

 

 

[i] https://www.eurosport.fr/football/france-98/1998/la-france-black-blanc-beur_sto1632374/story.shtml

 

[ii] https://elpais.com/diario/1996/06/25/deportes/835653601_850215.html

 

[iii] http://edant.ole.com.ar/diario/2002/05/04/m-382039.htm

 

[iv] https://www.eurosport.fr/football/france-98/1998/la-france-black-blanc-beur_sto1632374/story.shtml

 

[v] https://www.lavanguardia.com/internacional/20151027/54437497729/disturbios-suburbios-franceses-diez-anos.html

[vi] http://www.elmundo.es/elmundo/2006/06/30/internacional/1151690732.html

 

[vii] https://www.clarin.com/mundo/Polemica-Francia-prohibicion-protestas-detenciones_0_SyKXIkNpvQg.html

 

[viii] https://www.infobae.com/america/deportes/mundial-rusia-2018/2018/07/15/fernando-segura-esta-seleccion-francesa-es-multicultural-e-integradora-con-griezmann-como-icono/

 

[ix] https://www.lci.fr/coupe-du-monde/black-blanc-beur-le-retour-20-ans-apres-on-est-dans-un-climat-de-doute-qui-n-est-guere-eloigne-de-1998-2092993.html

 

[x] https://www.dw.com/es/francia-hijos-de-inmigrantes-se-sienten-discriminados/a-18968436

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *