Comunicación Política

Spots homenaje a San Martín: Un mito a medida

Los spots conmemorativos por la muerte del General José de San Martín lanzados por el gobierno de Mauricio Macri proponen una versión del Libertador desprovista de elementos ideológicos incómodos. Algo similiar sucedió durante el kirchenrismo, que hasta llegó a comparar al Prócer con el fallecido ex presidente Néstor Kirchner[i]. Cuando la historia es un lugar para construir poder.

Spots del 2012 vs 2016: Las diferencias en el enfoque son significativas.

Spots del 2012 vs 2016: Las diferencias en el enfoque son significativas.

Todo mito tiene algo de verdad. Toda verdad tiene algo de mito. Algo así diría Roland Barthes si hubiera vivido para ver los tres spots conmemorativos por el fallecimiento del General José de San Martín lanzados la semana pasada por el gobierno de Mauricio Macri[ii]. También si hubiera visto el último spot sanmartiniano realizado durante el kirchnerismo[iii]. Los spots, como cada cosa que existe en la realidad son signos que continuamente interpretamos.  ¿Quién es Roland Barthes? Fue un semiólogo que entendía los signos como un sistema tridimensional donde un significante en equivalencia con un significado forma un signo. Más fácil: Pensemos en una montaña. Luego como traduciríamos en palabras esa imagen. Bien, mientras la imagen sería el significado, la palabra que le ponemos sería el significante. De la correlación de ambas surge un signo, poseedor de una serie de atributos: “montaña” implica una eminencia de terreno, con nieve (o no), con minas a cielo abierto (o no), en la cordillera de los Andes, en el cañón de Colorado o en otro lugar, etc. Estos atributos están englobados en el signo. Significado y significante son las dos caras que forman el signo, fundamental para todo proceso de comunicación (e interpretación). ¿Pero qué tiene que ver todo esto con los spots? ¡Por qué Barthes acusaría a los spots sanmartinianos de mitificar la historia?

Como se construye el mito

Volvamos a la montaña, pero pensemos ahora en las que aparecen impresas en las etiquetas de marcas de agua mineral. ¿Su significado es el mismo? Evidentemente no. Muchos de sus atributos se “evaporaron[iv] en el camino: la montaña del agua mineral tiene nieve, un manantial de agua cristalina y está en la cordillera de los Andes. No está en Arizona EE.UU. ni está contaminada por desechos producidos por minas a cielo abierto ni es una roca desnuda y seca como las del desierto del Sinaí. Se produce un recorte que da a lugar a un nuevo signo mítico, con el objetivo de naturalizar una idea que es funcional a un interés marketinero : montaña significa ahora lugar verde, puro, donde el agua más cristalina brota de un manantial. El signo mítico está listo para usarse.

San Martín: La visión mítica macrista vs la kirchnerista

Por esto, se pueden entender los spots sanmartinianos del actual y del anterior gobierno como sistemas míticos, como construcciones de sentido logradas a partir de seleccionar algunos atributos y borrar otros, con determinados fines ideológicos. Pero el mito construido en cada caso presenta enormes diferencias, tanto en su contenido como en la forma de presentación, duración y comunicación. Vamos por partes:

Fuente de emisión:

El spot del 2012 (Inmortal. Homenaje al General Don José de San Martín y a los Ejércitos de la Independencia) fue comunicado desde la cuenta personal de Facebook de Cristina Fernández[v] como contenido propio de la Presidencia de la Nación y alojados en el canal You Tube de Casa Rosada. En el caso de los spots de este año, lo hace el Ministerio de Defensa, como contenido propio a través de Facebook. A su vez, en este último caso, no están alojados en el canal You Tube de Casa Rosada sino en el del Ministerio de Defensa.

Contenido:

El spot del 2012, con una estética propia de un tráiler de película, tiene un carácter épico. Se suceden imágenes del monumento al Gral. San Martín y a los ejércitos de la independencia junto a sonidos de batalla. Detrás una voz en off relata que en “una época de sombras, donde el imperialismo oscurecía nuestro continente, hombres y mujeres transformaron su hazaña en la luz que marcó el destino de nuestra independencia”.  Imperialismo, fuerzas oscuras, independencia los atributos más relevantes. La referencia a “hombres y mujeres” y el mismo título del spot desplazan la idea de gesta individual a una empresa realizada por un colectivo y no exclusivamente masculino.

En oposición, los spots de este año son tres: “Las huellas del Libertador”, “San Martín inmortal” y “El Libertador en el mundo”. En el primero se muestran distintos paisajes de la Argentina con un montaje de la cordillera de los Andes en el horizonte. El segundo, es una sucesión de distintos retratos del Libertador, algunos hasta con toque que simulan la estética de Andy Warhol. “El libertador en el mundo”, también despliega imágenes de distintos monumentos a San Martín en el mundo.

Construcciones míticas enfrentadas:

Mientras que en el spot del kirchnerismo se resaltan atributos de colectividad, revolución  y antiimperialismo en relación al ideario sanmartiniano, el enfoque en las producciones del macrismo omite estas cuestiones para enfocarse estrictamente en la gesta individual del Libertador.  A su vez, en los emitidos por el gobierno de Mauricio Macri no hay locución en ninguno de los tres spots. En el corto más visto (Las huellas del Libertador) el foco de atención es la Cordillera de los Andes. Los spots de este año construyen un San Martin cuyos atributos más destacables son un accidente geográfico y los muchos monumentos que el prócer posee.  No está su voz ni su pensamiento en ningún momento. Esto es significativo, ya que más allá de la coincidencia o no con la visión historiográfica kirchnerista, puede sostenerse que en los spots de este año hay un desplazamiento de un San Martín que hizo y dijo a un San Martín mudo, abstracto y fosilizado en accidente geográfico o en estatua.

En síntesis, construcciones tan disimiles de mismo personaje evidencian como los signos míticos continuamente se construyen y entran en disputa. En este sentido, los spots del kirchnerismo y del macrismo son construcciones ideológicas, sistemas míticos construidos con fines ideológicos específicos. Es que el mito es una palabra robada y devuelta, como bien sostiene Barthes. A través del mito, agrega el semiólogo francés, no se “suprime el sentido sino que lo empobrece, lo aleja, lo mantiene a su disposición. Parece que el sentido va a morir, pero se trata de una muerte en suspenso”. Por esto, dado que todo lo que justifica un discurso puede ser un mito, corresponde estar atentos para poder identificarlos. Es que los signos míticos construyen un pasado a la medida del que lo acuña, un pasado que viene a legitimar el presente. Después, cuál de los dos está más cerca de la realidad histórica de José de San Martín es otra cosa. El debate está abierto.

[i] http://www.lanacion.com.ar/1667274-un-video-del-gobierno-compara-a-nestor-kirchner-con-san-martin-dos-gigantes-de-la-historia

[ii] http://www.losandes.com.ar/article/las-huellas-del-libertador-mira-el-video-que-pone-a-la-cordillera-de-mendoza-en-todo-el-pais

[iii] http://www.diariopopular.com.ar/notas/126780-spot-oficial-homenaje-al-libertador-jose-san-martin

[iv] Mitologías, Roland Barthes, Pág. 113,

[v] http://www.lagaceta.com.ar/nota/506331/sociedad/gobierno-difundio-spot-homenaje-al-general-san-martin.html

Un pensamiento en “Spots homenaje a San Martín: Un mito a medida

  1. Muy profundo análisis de la construcción de relatos. Es muy bueno recordar que ningún gobierno está inmune de esto, para saber leer más allá de lo que nos dicen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *